Saboreando helados raros en Niza

Francia Comments (0)

A los amantes de los helados nos da igual que sea verano o invierno, siempre estamos encantados de saborearlos porque, además, es más sano de lo que se tiende a pensar. Durante nuestro paso por Niza descubrimos Fenocchio, donde elaboran artesanalmente todo tipo de sabores, desde los más tradicionales como fresa, chocolate o vainilla, hasta helados raros como tomate, aguacate, aceitunas negras, cerveza o lavanda.

No nos pudimos resistir a ellos, especialmente aquel brillante día en el que el sol y el calor apretaban. Y es que, ¿quién podría decir que no ante tal variedad y originalidad? ¡Era una oferta única! En este post y en este vídeo os contamos cómo fue nuestra experiencia y por qué los helados pueden ser muy beneficiosos.

Fenocchio, expertos en helados raros

Si bien su origen no está claro, se cree que este cremoso dulce se originó en Oriente hace más de 2.000 años, aunque Marco Polo no lo incorporaría a nuestra cultura hasta mucho después, alrededor del siglo XIII, tras uno de sus viajes. Italia se convirtió pronto en su cuna europea y en el referente en cuanto a su elaboración.

Fenocchio se encuentra en Francia, concretamente al sur, en Niza, y allí no llevan preparándolo tantos años, aunque sí durante muchos. En 1966 esta familia de artesanos abrió su primer establecimiento en la plaza Rosetti, frente a la catedral de la ciudad, y, ante el éxito, en 1988 inauguraron su segundo local en el número 6 de la calle Poissonerie.

Catedral Niza, Plaza Rossetti

La primera heladería Fenocchio se encuentra en la Plaza Rossetti de Niza, frente a la Catedral

Elegir uno de sus sabores puede ser muy fácil o muy difícil, ya que en este pequeño negocio encontramos para todos los gustos. Hasta 94 diferentes, 59 cremosos y 35 sorbetes, entre los que seguro encontrarán el suyo tanto los más tradicionales como los que se atrevan con sabores más innovadores. Nosotros los clasificaríamos de esta forma:

Los clásicos:
– Chocolate
– Vainilla
– Melón
– Manzana verde
– Fresa
– Tutti Frutti
– Yogur y frutas del bosque
– Café
– Straciatella
– Menta y chocolate
– Nueces
– Pomelo
Los originales:
– Coca Cola
– Arroz con leche
– Caramelos Violeta
– Baileys
– Tiramisú
– Ferrero Rocher
– Canela
– Ruibarbo
– Lichis
– Guayaba
Los helados raros:
– Tomate y albahaca
– Aceitunas negras
– Aguacate
– Chocolate con chile
– Chocolate con jengibre
– Cerveza
– Lavanda
– Jazmín
– Tomillo
– Cactus
– Rosas
– Regaliz
– Castañas

…y así hasta llegar a 94. Nos sorprendió especialmente lo logrados que estaban sabores como el de arroz con leche, la cremosidad del de galleta y el de confitura de leche, y lo refrescantes que resultaban el de cactus y el de Coca Cola. Sin duda, la ganadora del premio al mayor Flus fue Ana con su sorbete de tomate y albahaca por ser la más atrevida.

helados raros

Cuando nosotros estuvimos una bola costaba 2 euros, un precio no tan descabellado si tenemos en cuenta el nivel de la Costa Azul, lo ricos que están todos los helados y sorbetes y la originalidad de algunos de ellos. ¡Irresistibles!

Los beneficios de los helados

El problema es que muchas veces los consumimos casi con remordimiento pensando en las supuestas propiedades negativas que siempre se les han atribuido desde el punto de vista nutricional y de la salud: que si tienen muchas calorías, que si quitan el hambre, que si producen dolores de garganta… ¿Es esto realmente así, o pueden convertirse en uno de nuestros mayores aliados?

Los helados que se elaboran a partir de leche pueden ayudarnos a cubrir los requerimientos que tenemos de lácteos y, por tanto, de calcio. Si esto es siempre importante, en los viajes mucho más, pues debido al ajetreo constante no siempre podemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en este mineral como la leche, los yogures, las legumbres o algunos pescados como las sardinas.

Fenocchio Niza

Los helados de frutas aportan vitaminas derivadas de las mismas y de la leche

Es cierto que los helados son alimentos con elevado aporte calórico, pero hay que saber que los elaborados de manera tradicional, como los que nosotros pudimos degustar en esta heladería, tienen un contenido en grasa muy inferior a los industriales (en torno a un 6%), ya que evitan componentes como el aceite de palma. Por otro lado, aportan proteínas y vitaminas procedentes de la leche y la fruta, si es que la contienen, y la energía derivada del azúcar y las grasas.

El resultado es un alimento óptimo para aquellas tardes en las que necesitemos un refuerzo energético para seguir conociendo ciudades ya que, además, como todos sabemos, siempre que aumentemos el ejercicio físico también podemos elevar nuestro consumo calórico sin miedo ha aumentar nuestro peso.

Heladería Fenocchio

Otro de los principales problemas que se les suelen achacar a los helados es su elevado contenido en azúcares. Sin embargo, cada vez son más las heladerías que se lanzan a producirlos con edulcorantes como la sacarina. Esto es beneficioso tanto porque se trata de sustancias cuyo aporte calórico es muy bajo como porque evita subidas rápidas de nuestros niveles de glucosa en sangre, algo también interesante para personas diabéticas.

Otra de las ventajas que no debemos olvidar es que los helados también nos ayudan a hidratarnos adecuadamente, lo cual es esencial cuando estamos de viaje en verano, pues son numerosas las veces las que no tenemos acceso al agua que necesitamos o ésta no es adecuada para el consumo.

Verdad es que cuando estamos disfrutando de unas buenas vacaciones conociendo cualquier lugar del mundo poco necesitamos de este efecto, pero los helados, o más en concreto algunos de sus componentes como la caseína o el azúcar, actúan sobre la hipófisis, una pequeña glándula cerebral que secreta diversas sustancias como las endorfinas que alivian el estrés y el malestar tanto físico como mental. Bienvenido sea cualquier factor que ayude a hacer más especial nuestra experiencia.

Por tanto no hay excusa para que moderadamente (eso sí) incluyamos este riquísimo producto que a todos gusta, especialmente si ponemos a prueba nuestro paladar con estos helados raros.

Información adicional

Más información en la página oficial de Fenocchio (en inglés y francés)
Precio: unos 2 €/bola

Posts relacionados:

  • Visita Niza, una lujosa ciudad costeraVisita Niza, una lujosa ciudad costeraAunque es una de las ciudades clave de la Costa Azul, Niza cuenta con una vitalidad que sorprende a quien la conoce por primera vez. Visita Niza en vídeo, una lujosa ciudad que esconde […]
  • La paradoja francesaLa paradoja francesaA la hora de emprender un viaje, la gastronomía de los lugares que visitamos es una de las cosas que más nos suelen interesar. Por ello, hace poco me propusieron en Flus Viajes comenzar a […]
  • Trucos para comer barato y sano de viajeTrucos para comer barato y sano de viajeCuando nos planteamos un viaje, uno de los aspectos que más nos preocupan es la alimentación, tanto por el hecho de que es inevitablemente necesaria como por todas las implicaciones que […]
  • Viajar a Mónaco en cocheViajar a Mónaco en cocheLa Costa Azul y Mónaco son lugares atractivos próximos a nuestro país y, a pesar de su alto nivel de vida, pueden ser visitados de forma económica. En este post os contaremos cómo viajar a […]

» Francia » Saboreando helados raros en Niza
On 22/01/2015
By
, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

« »